Titular unas memorias. Diez ejemplos muy sugerentes.

Publicado por on Mar 29, 2021

«Sesenta… y sumando», «Hasta aquí puedo contar», «Esta vida mía… «. Nuestros clientes han pensado títulos muy hermosos para sus memorias. Una buena elección resulta importante. No cabe duda de que quienes figuran abajo lo tuvieron muy en cuenta.

 

ANTES DE QUE SE ME OLVIDE.   Juanma Iturriaga

Estupendo título. Tanto es así que se lo ha copiado Andrés Pajares en sus recientes memorias.

AHORA QUE AÚN ME ACUERDO DE TODO (O CASI)... Carlos Romeu

En la línea del anterior. Las memorias del humorista gráfico autor de «La liga de los sin bata».

Título sencillo y efectivo donde los haya

SI YO TE CONTARA… Francisco Rabal.

Un título tan sencillo como magnífico.

HASTA AQUÍ HEMOS LLEGADO. Enrique Meneses

Otro de nuestros títulos favoritos, aunque tal vez demasiado concluyente.

CONFIESO QUE HE VIVIDO. Pablo Neruda

Un clásico del genero memorialístico… que ha dado pie a la versión chunga: «Confieso que he bebido».

CASI UNAS MEMORIAS. Dionisio Ridruejo

Ridruejo (o más bien su editorial), lo llamó así porque en realidad es un conjunto de recuerdos personales de diferentes períodos. Muy interesante.

Las memorias de uno de nuestros grandes reporteros

PRETÉRITO IMPERFECTO. Carlos Castilla del Pino

Más que interesantes (y premiadas) memorias del famoso psiquiatra español, con un certero recorrido por la España de la guerra civil y la posguerra.

MI VIDA Y YO. Michael Caine

Un título «disociativo» muy original, que nos recuerda al «Groucho y yo» de Groucho Marx.

YO POR DENTRO. Sam Shepard

Muy en la línea del anterior.

LO QUE FUE PRESENTE. Héctor Abad Faciolince

El más reciente libro de memorias de los aquí presentados. Y desde luego, razón no le falta.